Iglesia Centro De Adoración a Dios


¿Qué es la Alianza Cristiana y Misionera?

La Alianza Cristiana y Misionera es una alianza de creyentes evangélicos, unidos en iglesias locales, comprometidos a cumplir la Gran Comisión dada por nuestro Señor Jesucristo. Mateo 28:19 y 20 nos instruye, "Por tanto, id, haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos  en nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado."
 
Somos una entidad cristiana porque creemos en Jesucristo y le seguimos como Salvador y Señor. Somos misionera porque no hemos comprometido a llegar a gente no alcanzada con las buenas nuevas de Jesucristo.
 
Desde nuestro inicio en 1887, la Alianza ha crecido a una membresía mundial de mas de 2.5 millones, incluyendo los Estados Unidos  y Canadá. Desempeñamos ministerios en 56 países y territorios alrededor del mundo.  
  
¿Quién fue el fundador de la Alianza Cristiana y Misionera?

 

Alberto Benjamín Simpson nació el 15 de diciembre de 1843, en Bayview, Canadá, como el cuarto hijo de una piadosa familia. Se destacó como un hombre visionario con una pasión por la obra misionera.     

¿Qué creen los aliancistas?

La Alianza Cristiana y Misionera enfatiza la necesidad de una conversión espiritual auténtica a Cristo, una vida llena del Espíritu Santo, y servicio eficaz. La declaración doctrinal de la Alianza Cristiana y Misionera se adopto en 1965. Se ha reafirmado en años posteriores, y permanece como nuestra declaración de fe evangélica. Enseñamos la centralidad de Cristo, que expresamos en la fórmula:

Jesucristo -Salva,  Santifica, Sana y Viene otra vez.
  

  



¿Qué significa el logo de la Alianza Cristiana y Misionera?

El logo de la Alianza Cristiana y Misionera recoge el mensaje principal de nuestra denominación. El evangelio cuádruple esta contemplado en este emblema y significa lo siguiente:
La Cruz representa la salvación que está a nuestra disposición por medio de la muerte y

resurrección de Jesucristo. (Hechos 4:12)

El Lavacro representa la santificación, la limpieza diaria del pecado y el poder para vivir de acuerdo al plan de Dios por medio de Cristo que mora en el creyente. (2 Pedro 1:3)

El Cántaro de aceite simboliza la vida divina y la sanidad física que provienen  de Jesús.
(Santiago 5:15)

La Corona simboliza el retorno de Jesucristo a la tierra como Rey de reyes y Señor de señores.
(Marcos 14:62)

El mapa mundial nos recuerda nuestra responsabilidad y privilegio de llevar el mensaje del amor de Cristo al mundo entero. (Mateo 24:14)